Google

sábado, 18 de octubre de 2014

Tarta fría de limón



Hacia tiempo que tenía ganas de hacer una tarta de limón fresquita. Como sigue haciendo calor, a pesar de que estamos en Octubre, me ha apetecido hacerla este fin de semana.

Los ingredientes son:

Para la base:

200 gr de galletas Digestive
80 gr de mantequilla

Para la crema:

120 gr de azúcar 
140 ml de zumo de limón 
500 ml de nata de montar
200 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
2 sobres de 6 gr de gelatina neutra en polvo
2 cucharadas de leche condensada

Para el adorno:

1/2 sobre de gelatina de limón
250 ml de agua
30 gr de chocolate negro 

Preparación:

Triturar las galletas con un robot de cocina o con ayuda de un rodillo. Derretir la mantequilla en el microondas. Mezclar las galletas con la mantequilla derretida hasta que queden con textura como de arena húmeda y se puedan compactar. Poner en el fondo del molde y apretar con las manos. Podéis ayudaros de una cuchara para apretar más hasta que la base quede bien compacta. Poner en la nevera mientras se prepara la crema.

El molde que he usado es el de Lékué de 23 cm.

Montar la nata con un poco de azúcar y reservar. Disolver la gelatina en un par de cucharadas del zumo de limón. Dejar reposar hasta que quede esponjosa. 

Calentar el resto del zumo con el resto del azúcar hasta que rompa a hervir y retirar del fuego. Fuera del fuego, cuando ya no hierva, añadir la gelatina y disolverla bien. Dejar templar.

Mientras se enfría, mezclar bien el queso con la nata con movimientos envolventes para que la nata no se baje demasiado. Añadir el zumo de limón con gelatina poco a poco e ir integrando hasta que quede una crema suave. Probar a ver si está a vuestro gusto de dulce. Yo la encontré un poco ácida, así que le eché un par de cucharadas de leche condensada. Le dió un toque buenísimo. Vosotros podéis echarle más azúcar o leche condensada como hice yo. Se trata de que quede a vuestro gusto. 

Verter encima de la base de galletas y llevar a enfriar en la nevera mínimo 4 horas.

Cuando esté cuajada la crema, preparamos el adorno. Preparamos la gelatina de limón siguiendo las instrucciones del fabricante. Echamos encima de la crema con cuidado y dejamos enfriar en la nevera para que cuaje. 

Yo usé medio sobre de gelatina, que era la cantidad para 250 ml de agua. 

Cuando esté cuajada la gelatina, derretimos un poco de chocolate y hacemos unos hilillos por encima para adornarla según nuestro gusto. Como había derretido demasiado chocolate, hice un par de bombones en forma de corazón, que también usé para adornar la tarta.

Aquí podéis poner lo que se os ocurra: rodajas de limón, hojas de menta... Lo que os apetezca. 

Como buena amante del chocolate que soy, es lo que me ha apetecido usar de adorno.

La próxima vez en lugar de gelatina de limón preparada creo que haré algo con zumo de limón, colorante amarillo y gelatina neutra. No me acaba de convencer la gelatina con sabor a limón. 

Ya me contaréis en comentarios si la hacéis y si os ha gustado.


Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home