Google

viernes, 3 de octubre de 2014

Tarta de Oreo

Diréis que vaya racha llevo de publicar recetas de dulces y tenéis razón. Estoy muy contenta con mi descubrimiento de que se puede hacer cosas muy buenas y presentables en relativamente poco tiempo y con no muchos ingredientes.

He visto esta tarta en muchas webs, en muchos vídeos, pero como acostumbro, he cogido un poco de aquí, otro poco de allá, y al final la receta que he hecho ha sido con las cantidades y proporciones que a mi me ha apetecido.

Yo creo que no me ha quedado mal. ¿Qué opináis?




Esta es mi receta:

Para la base:

200 gr galletas oreo (pesadas sin la crema del relleno, sólo la galleta)
80 gr de mantequilla

Para la crema:

La crema de relleno de las galletas
500ml de nata líquida para montar
250 gr de queso de untar (tipo Philadelphia)
150 ml de leche
80 gr de azúcar 
2 sobres de gelatina neutra en polvo de 6 gr (o su equivalente según el fabricante que son 6 hojas de gelatina)

Para adornar:

4 galletas Oreo enteras y 4 parejas más sin la crema.

Preparación:

Trituramos las galletas, hemos reservando 8 galletas individuales o 4 parejas para el adorno. Derretimos la mantequilla en el microondas y mezclamos bien. Yo suelo hacer este trabajo con las manos. Cuidado que la mantequilla no esté muy caliente para que no os queméis. 

Poner la mezcla en la base de un molde, en este caso he usado uno de 23 cm de Lékué. Es un molde muy bueno para tartas frías. Es desmontable con los laterales de silicona. Tiene el plato de cerámica que puedes usar para servir el pastel. 

Apretar bien con una cuchara para que quede bien firme la base. Ponerla en la nevera para ue endurezca mientras preparamos la crema.

Ponemos en un caso al fuego la nata, el queso de untar, la crema de relleno de las galletas, el azúcar y 100 ml de leche. Removemos con unas varillas hasta que todo se deshaga y quede una crema bastante líquida. 
Deshacer la gelatina en los 50 ml de leche restantes y dejar reposar mientras nuestra mezcla se calienta y se deshace. Cuando esté bien caliente, echamos la gelatina, que se habrá quedado esponjosa. Seguimos removiendo hasta que se deshaga, pero teniendo cuidado de que no llegue a hervir.

Retirar del fuego y dejar templar un poco. Cuando ya no esté muy caliente, verter en el molde sobre la base de galletas. Dejar cuajar en la nevera al menos 4 horas. Mejor de un día para otro.

Cuando esté bien cuajada, triturar o rallar las galletas que hemos reservado y espolvorear por encima de la crema del pastel.

Podemos poner unas galletas enteras encima para adornar. Como veis en la foto, yo puse 4 galletas, pero aquí podéis echarle imaginación. Se puede rodear los laterales con galletas, o ponerle lo que vosotros queráis.





Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home