Google

sábado, 13 de septiembre de 2014

Ya puedo opinar del aceite de argán



Como ya os conté aquí, llevo un tiempo intentando deshacerme de un desagradable brote de acné. Lo último que he probado y que de verdad me está funcionando ha sido el aceite de argán.

Había leído muy buenas cosas sobre las propiedades de este producto y de lo bien que va para hidratar la piel e incluso para mejorar el acné. Finalmente lo compré, no tenía nada que perder, estoy de probar cosas. El de la foto me costó unos 12 € en Eroski. Vi que era aceite puro y que era de primera presión en frío, que es lo que aconsejan para que el aceite sea bueno, y por eso me decidí a comprarlo.

Me pongo dos gotas en los dedos y lo extiendo masajeando  suavemente. Sólo me lo pongo por la noche, aunque aconsejan dos veces al día, yo no lo estoy haciendo así. Se absorbe muy rápido pero la sensación es rara porque aunque la piel no la noto grasa de aspecto, si me toco con los dedos es como si saliera el aceite al exterior y si me noto los dedos con aceite. Por eso no lo uso por el día.

Lo pongo después de limpiar mi piel y de aplicarme el tónico. Por ejemplo hoy he usado mi mascarilla de árbol de te y el tónico y justo después el aceite de argán. Después de un rato, para que esté segura de que se ha absorbido bien, me pongo el Effaclar en las zonas conflictivas y un rato después el Loderm si tengo algún grano. 

Llevo usándolo en el rostro menos de una semana, pero ya pienso que merece la pena contaros el resultado. No esperaba grandes cosas. Hasta ahora todo lo que he ido probando me ha ido bien pero no era para tirar cohetes. Pero en este caso estoy sorprendida. En estos días mi cara se ha quedado limpia de granos. No me están saliendo a penas granos nuevos y si me sale alguno es pequeño y cura rapidísimo. Estoy muy contenta. Mi piel esta suave, las marcas de granos muy atenuadas y el brote de granos está remitiendo.

No quiero decir que todo el mérito sea del aceite de argán, porque estoy combinando unas cuantas cosas y creo que es el resultado de una buena combinación de tratamientos, pero lo cierto es que cuando he empezado a notar verdadera mejoría ha sido a raíz de empezar a usarlo.

Ya no uso crema hidratante de noche, la he sustituido por el aceite de argán. Me hidrata lo suficiente sin engrasar y también va bien contra las arrugas. 

El precio es un poco caro, pero creo que me va a durar muchísimo. Como ya os he dicho, uso únicamente dos gotas cada noche. El dosificador que lleva ayuda a obtener una única gota cada vez.

Una cosa que me sorprendió al principio es que apenas tiene olor. Luego ya me he informado y he visto que es lo normal si el aceite es bueno que apenas tenga olor. Estoy acostumbrada al olor avainillado de los productos que venden con aceite de argán, que creía que ese era el olor del aceite. Al parecer se trata de perfume añadido, aunque he de decir que me encanta ese olor dulce como a vainilla. Tengo varios productos que llevan aceite de argán y ese delicioso perfume. Otro día os hablaré de ellos.






Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home