Google

miércoles, 8 de octubre de 2014

El ébola y Excálibur

Es bastante increíble que después de haber ocurrido el primer contagio de ébola fuera de África y, precisamente haber ocurrido en España,  la mayor preocupación del día sea la suerte que va a correr el perro de la enferma,  de nombre Excálibur.

Este país es increíble y hay gente para todo. Mientras deberíamos exigir responsabilidades a las autoridades por el contagio, hay quien se dedica a plantarse delante de la casa de la auxiliar de enfermería contagiada para tratar de evitar que al perro se lo lleven los bomberos por orden del juez.

Estoy en contra del maltrato a los animales, pero en este caso lo tengo muy claro. Señores,  hay cosas más urgentes en este momento que salvar a un perro.

En primer lugar hay que saber qué ha fallado. No me basta con saber que la mujer se tocó la cara al quitarse el traje. ¿ Quien debería haber estado supervisando esa maniobra tan delicada como es desprenderse de algo contaminado ? Y si nadie lo supervisó, ¿ quién es responsable de que así fuera?

¿Nadie comprueba que se cumplen los protocolos?

Buscar responsables,  ver qué ha fallado para no repetir errores,  y finalmente ceses y dimisiones.

Que ya lo se, que aquí no dimite nadie. Soy una ilusa.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home