Google

lunes, 17 de octubre de 2011

Excursión a Pau

La semana pasada hicimos una excursión, en principio sin rumbo fijo, pero terminamos en Pau. Es una ciudad preciosa, porque tiene un impresionante castillo muy bien conservado y toda la zona que lo rodea son edificios que hacen juego con la arquitectura del propio castillo.

Ya habíamos estado hace años (aún no estábamos casados), pero nos apeteció volver con el peque.

De camino pasamos por Oloron, ahí comimos unos bocadillos al lado del río. Esta era la bonita vista.






Después del descanso continuamos hasta llegar a Pau. El castillo se divisa imponente desde la parte baja de la ciudad.




Después de un tramo de escaleras que se me hizo un poco largo con mi barrigona de embarazada, por fin nos vimos a los pies del monumento, pero en uno de los laterales.







Al lado mismo se encuentra la catedral, aunque no entramos a visitarla.





Nos fuimos a comer a un restaurante en la zona cercana al castillo. Estaban todos carísimos, pero encontramos uno bastante económico y lo cierto es que comimos bien.

Después fuimos a visitar el castillo.

El castillo data del siglo XII y en sus inicios tenía construcciones en madera y una empalizada, de la que viene el nombre de la ciudad de Pau. Fue en ese mismo siglo cuando Gaston IV de Bearne construyó las tres primeras torres del castillo.

Gaston Phébus en el siglo XIV construyó otra de las torres y le dio gran protagonismo al castillo.
Era un castillo sobre todo defensivo, ya que el Bearne estaba amenazado por Aragón, Francia e Inglaterra, pero quería mantener su independencia. La mantuvo durante años gracias a este castillo.

Pero si por algo es conocido el castillo de Pau es porque ahí nació el rey Enrique IV de Francia (que fue rey de Navarra como Enrique III)

Aquí una estatua del rey Enrique IV, de las muchas que hay en el interior del castillo.




Luis FelipeI hizo una restauración del castillo en el siglo XIX, colocando objetos de que no databan de la época de Enrique IV pero con intención de engrandecer el nombre y el recuerdo de este rey. También el castillo recibió a Napoleón III, el cual mandó construir el bonito pórtico renacentista.




Una vez atravesado el pórtico, encontramos el patio interior.






La planta noble del castillo está decorada ricamente, con abundancia de tapices en las paredes. Es la segunda colección de tapices más importante de Francia. Este es un fragmento de tapiz con una escena de caza.





Hay unas lámparas que fueron encargadas para adornar Versalles pero que finalmente terminaron en Pau. Esta es una de ellas.




Los jarrones de esta foto son Japoneses aunque de estilo chino. Tenían unas asas pero se han perdido. Sólo hay 5 ejemplares en el mundo y 3 se encuentran en este castillo.



En una de las salas, que era la sala de estar de los reyes, se puede ver este costurero propiedad de la reina.



En la habitación donde nació Enrique IV se puede admirar el caparazón de tortuga que dicen que le sirvió de cuna.







La decoración de esta habitación es de la restauración que he comentado antes que llevó a cabo Luis Felipe, no es la original de la época de Enrique IV.

El recorrido por el castillo dura aproximadamente una hora y siempre es visita guiada en francés. Te proporcionan unos trípticos con la historia del castillo y las explicaciones de las habitaciones del recorrido en tu idioma para que puedas seguir la visita.

Al salir paseamos un poco por los alrededores del castillo.








Después descendimos de nuevo para admirar la impresionante vista del castillo desde la parte baja de la ciudad.




Espero os haya gustado. No os revelo todas las explicaciones del recorrido por si queréis visitarlo, merece la pena.

Etiquetas: , ,

2 Comments:

At 11/02/2011 11:08:00 p. m., Blogger Manu, the java real machine said...

Joer, que sitio más bonito.

La verdad es que solo por ver esos monumentos ya merece la pena pensar en acercarse a conocerlo.

 
At 11/03/2011 02:48:00 p. m., Blogger Carla said...

Hola Manu,

Merece la pena, de verdad. El castillo es una pasada. Además la entrada es barata, sólo 6 eurillos con visita guiada.
La visita es un poco larga y mi peque termino algo cansado, pero aguantó bien hasta el final como un campeón.

Por cierto ¿qué tal va la vida? Espero que todo bien, ya contarás.

Un abrazo

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home