Google

domingo, 16 de noviembre de 2014

Wow de Bell: la peor máscara de pestañas que he probado (Actualizado)




Me animé a probar esta máscara por la buenas opiniones que había visto en los canales de algunas de las "gurús" de Youtube que sigo habitualmente. Total el precio era económico y pensé que poco perdería si no me gustaba.

Menos mal que era barata porque es dinero tirado a la basura. No entiendo como a alguien le puede gustar o ir bien este producto. Es lo peor que he probado en máscaras de pestañas.

La compré online en Primor. Aquí podéis ver la entrada donde os hablé de la compra.

Tal como os decía, es un producto que no me ha gustado nada. Me la pongo y automáticamente todas mis pestañas se pegan entre sí. Da igual que escurra bien el producto, no importa la cantidad, es ponerla y efecto pegote inmediato. Además me mancho los párpados con ella. ¡Es un horror!

La dejé un tiempo por si al secar un poco la fórmula la cosa mejoraba. Pero nada de nada, sigue tan horrible como el primer día. 

Tengo una máscara de Pinaud que salió de regalo en una revista hace tiempo y con ella me ocurrió que no me gustaba al principio pero con el tiempo al secar un poco y espesarse el producto todo ha cambiado. Ahora me encanta. Por eso tenía la esperanza de que con esta ocurriese lo mismo, pero no ha habido suerte.

Con la Wow el problema es que ni peinando las pestañas después con un peine de pestañas soy capaz de que me queden bien. Al final de mucho rato y mucho peinar quedan como si no me hubiera puesto máscara. 

La única forma de que quede más o menos decente es secar por completo el aplicador con un pañuelo de papel y peinarlas con él. Pero para eso necesito perder como 10 ó 15 minutos en maquillarme las pestañas. Mucho tiempo para un acabado mucho peor del que consigo con otras máscaras en apenas un minuto y dos pasadas.

Un desastre total, no recomiendo este producto para nada. 

Actualización 9 de Marzo 2015

Como no me gusta tirar las cosas, he intentado gastar de alguna manera esta máscara. He aprovechado que tengo una máscara de Yves Rocher, la Volume Vertige, que me encanta y está en las últimas, para usar su cepillo con la Wow.

Es la única forma de despegar mis pestañas unas de otras. La aplico y justo inmediatamente las peino con el cepillo aplicador de la Volume Vertige. El resultado es bastante bueno. De esta manera voy a conseguir gastarla y evitaré tener que tirarla. 
La formula sigue sin gustarme, pero parece que el peor problema es el aplicador.

Otra cosa negativa es que con el tiempo el envase destiñe. El otro día me vi los dedos negros después de usarla. Pensé que me había manchado con el producto. Pero al día siguiente otra vez lo mismo, dedos negros. Entonces fue cuando descubrí que les letras negras donde pone "Wow" están destiñendo y manchan. Ahora tengo que cogerla con un pañuelo de papel para no mancharme.

Ya veis que este producto es un cúmulo de desastres. Qué ganas tengo de gastarla y perderla de vista.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home