Google

jueves, 9 de mayo de 2013

Valorar lo bueno de la vida

A veces me da rabia e incluso me enfado conmigo misma. Soy una cascarrabias, lo reconozco. Muchas veces me olvido de pensar en todas las cosas buenas que tengo y me limito a enfadarme por tonterías que en realidad no tienen importancia.

Supongo que cuando la vida transcurre más o menos tranquila es cuando nos olvidamos de esos momentos de sobresalto y de las malas épocas. Nos olvidamos de que hemos pasado malos momentos y de que lo que nos pasa ahora no tiene absolutamente ninguna importancia en comparación con eso.

Muchas veces he de recordármelo a mi misma. Soy afortunada. Tengo un marido y dos hijos preciosos. Aún puedo disfrutar de mis padres, aunque viva un poco lejos de ellos. Además tengo un hermano, cuñada y una sobrina que es un sol.

La familia es algo muy importante en la vida y por suerte yo tengo una bonita familia con mis dos niños maravillosos. Lo mío me ha costado llegar hasta aquí, los que seguís el blog ya lo sabéis.

¿Por qué estropear todo esto por tonterías con mi mal humor? He de corregirme y he de tratar de ser más feliz sin enfadarme por tonterías.

¿No os habéis sentido alguna vez así?

Etiquetas:

2 Comments:

At 5/13/2013 10:44:00 p. m., Blogger Manu, The Java Real Machine said...

Constantemente Carla...

No sé, será cosa de la edad, de la frustración acumulada en estos tiempos de crisis, de ver cómo todos esos sueños que de jóvenes nos metieron en la cabeza (el especial lo de 'vivir mejor que nuestros padres') no se cumplen y parece que nunca se cumplirán...

Será todo eso lo que hace que se nos olvide lo bueno que tenemos y sintamos una tremenda frustración que nos lleva al cabreo cada dos por tres.

Y tienes toda la razón, tenemos que hacer por no sentirnos así, pero es tremendamente complicado.

Lo es porque ves que la situación parece difícil de ser resuelta, que los más inútiles están (inexplicablmente) a los mandos y no son capaces de tomar las decisiones correctas, que si no hacemos algo es posible que nuestros hijos aún puedan estar peor que nosotros.

Pero aún así, no hay que perder la esperanza, hay que sacar ganas de luchar por cambiar el régimen establecido y seguir peleando cada día.

Un beso y mucho ánimo. :)

 
At 5/21/2013 10:24:00 a. m., Blogger Carla said...

Hola Manu!

Es verdad que es complicado. Yo soy la primera que tengo que ir recordándome a mi misma lo afortunada que soy por lo que tengo, para no sentirme así. A menudo se me olvida.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home