Google

domingo, 15 de mayo de 2011

Port Aventura y Sésamo Aventura

Aprovechamos que teníamos unos descuentos en las entradas y que el peque aún no paga para ir este fin de semana.

Había bastante gente, pero las colas en las atracciones eran menores que la última vez que estuvimos que fue cuando celebraban “Halloween”.

Yo no me subo en atracciones, porque con mi problema en la vista no puedo, pero de todas formas no me gustan las emociones fuertes. Así que mi visita se limita a los espectáculos y a acompañar a mi hijo en las atracciones que tiene que ir acompañado.

Pasamos un buen día. Por la mañana mi marido aprovechó que había menos colas para subirse en la estampida. Después recorrimos varias atracciones para el peque y fuimos a Sésamo Aventura.
La nueva área ha quedado muy bonita. Mucho colorido, todo parece de cuento. El problema es que está casi todo al sol y llega un momento en que estás achicharrado de tanto sol. Y eso que aún no es verano, en verano no quiero ni pensar el calor que hará ahí.











Las atracciones, nada del otro mundo. Estaba lleno de gente, la plaza central es pequeña y todo está muy junto, así que cuando hay tanta gente agobia demasiado. Entendimos porqué había menos colas en otras zonas ¡todo el mundo estaba en Sésamo Aventura!

Donde mejor se estaba era en lo alto del árbol que preside la plaza. Al menos ahí había sombra y corría airecito.












Agobiados por la gente y el calor, decidimos ir a los toboganes de la zona de China, al menos ahí hay sombra y el niño y el papá se lo pasan en grande.

Antes de comer entramos en el espectáculo de pompas de jabón, en la zona de China. La última vez que estuvimos nos quedamos en la puerta porque estábamos en la cola y cerraron por aforo lleno antes de que nos tocara. Ayer sin problemas de sitio, mucho más tranquilo. El espectáculo muy chulo, además de divertido, porque el hombre tenía mucha gracia.

Después comimos en México, en la cantina, mientras veíamos el espectáculo. Nos gusta comer ahí, casi siempre que vamos es nuestro sitio fijo para ir a comer.

Por la tarde volvimos a Sésamo Aventura, estuvimos en la zona de toboganes.

A mi hijo fue lo que más le gustó, junto con el árbol. Ahí también se estaba bien, era la única zona donde había algo de sombra.
Se lo pasó en grande, no quería parar de subir y bajar todo el rato por un tobogán triple que había y por un tubo verde con curva. En la foto se puede apreciar, debajo del gato, el tubo verde.












Cuando nos cansamos dimos otra vuelta por ahí. Mi marido se puso a la cola para el tren de la mina. Entonces empezó a tronar y a caer gotas. Cerraron las atracciones, con tormenta lo cierran todo.

Empezó a llover y fuimos bajando hacia la entrada. Hicimos una parada para hacer unas compras de última hora. También compramos un impermeable porque estaba lloviendo bastante y al menos que el nene no se mojara demasiado.

Fue matemático, comprar el impermeable y entonces empezó a aflojar la lluvia. Eran ya más de las 7 y con las atracciones cerradas y el parque cierra a las 8, así que decidimos irnos a casa.

Etiquetas:

1 Comments:

At 5/25/2011 06:30:00 a. m., Blogger Maria Emilia said...

Este es interesante lugar para que los chicos también disfrute de sus vacaciones, se divierta y jueguen.

Maria - Paquetes Turisticos - Puerto Escondido

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home