Google

jueves, 7 de octubre de 2010

Nobel al padre de la Fecundación in Vitro



El Premio Nobel de Medicina 2010 le ha sido concedido a Robert Edwars, padre de la fecundación in vitro.

En 1978 consiguió el nacimiento del primer bebé concebido mediante fecundación fuera del cuerpo de la madre.


Me alegro mucho de que le hayan dado este gran reconocimiento porque hay unos cinco millones de niños en el mundo nacidos gracias a la investigación de personas como él. Lo suyo fue el comienzo y las técnicas han evolucionado y mejorado con el tiempo.

La Iglesia se ha pronunciado con críticas a la concesión de este galardón. No entiendo cómo se atreven a poner en duda la moralidad de los tratamientos de fertilidad. Es evidente que al imponérseles el celibato no tienen ni idea de lo que es la paternidad ni de lo que significa.

¿Qué hay de malo en desear tener un hijo? ¿Cuándo tienes algún tipo de problema para tenerlo te has de resignar? ¿Acaso mi hijo no es igual de bueno a los ojos de Dios que los demás por venir de un tratamiento de fertilidad?

Que no me cuenten cuentos. Mi niño es un milagro de Dios (y de la ciencia, que no se nos olvide)
Muchas parejas son felices cuando gracias a estas técnicas consiguen tener a sus hijos en brazos. Desde aquí quiero dar las gracias a todas esas personas que con su trabajo hacen posible que nuestros bebés lleguen al mundo.

Etiquetas: , ,

10 Comments:

At 10/13/2010 08:31:00 p. m., Blogger Norma said...

Amén! :)

 
At 10/15/2010 12:00:00 a. m., Blogger Manu, the java real machine said...

Bien dicho, y quien no lo vea así es un descerebrado.

 
At 10/15/2010 01:19:00 p. m., Blogger Carla said...

Hola Normiiii!! Me alegro mucho de verte por aquí.

Hola Manu, yo tengo mucho que agradecer y es de biennacidos ser agradecidos ¿no te parece?

 
At 11/09/2010 04:59:00 p. m., Blogger caballero sin espada said...

La Iglesia critica que en los tratamientos de fertilidad sólo uno de los embriones es implantado. Todos los demás se congelan... Tenemos millones de embriones congelados, cada uno de ellos con un código genético único e irrepetible. ¿Qué hacemos con ellos? Investigación, maquillaje, combustible... Es duro darse cuenta que tienes unos cuantos hijos congelados! Saludos.

 
At 11/10/2010 09:03:00 a. m., Blogger Carla said...

Caballero, sin esos embriones congelados, muchas parejas no podrían tener un hijo.

Yo tuve embriones congelados, pero todos los "utilicé". Por desgracia, ninguno se convirtió en un bebé.

Cuando congelas embriones tú decides el destino que les das, así que eso está en la conciencia de cada uno.

Yo decidí guardarlos para poder darle un hermano a mi hijo, pero no tuve suerte.

La Iglesia critica muchas cosas que no entiende.

 
At 11/10/2010 06:06:00 p. m., Blogger caballero sin espada said...

Carla, a mí tener unos cuantos hijos congelados no me parece justificable de ninguna manera. El fin -por bueno que sea- no justifica los medios. Y si dejamos a la conciencia de la gente la defensa de los más débiles... también un asesino decide en su conciencia si mata a alguien o no. Y eso nos indigna, verdad?

La Iglesia entiende ésto perfectamente. Normalmente se confunde la Iglesia sólo con la jerarquía y los curas, pero también somos los laicos. Un ejemplo: busca la opinión de estos dos señores, que no son curas y no sé si son católicos ni tan siquiera... yo creo que algo sabrán.

César Nombela, catedrático de Microbiología de la Universidad Complutense. Presidente del CSIC y de la fundación Severo Ochoa.

Nicolás Jouvé, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares.

 
At 11/11/2010 10:39:00 a. m., Blogger Carla said...

Caballero, creo que lo de "hijos congelados" es un poco exagerado.

Como ya he comentado antes, de los congelados que teníamos guardados, ninguno llegó a hijo, por lo que no por haber un embrión significa que pueda llegar a buen término. Muchos no evolucionan y nunca llegan a hijos.

El problema no es sólo la congelación de embriones. Puedes hacer tratamientos de fertilidad sin necesidad de guardar congelados y la iglesia también se opone a esto.

Pienso que el tema de los congelados es la excusa, es todo mucho más amplio que eso.

Una de las cuestiones sobre las que se manifestaron algunos dirigentes de la Iglesia fue sobre que los tratamientos de fertilidad no son el camino adecuado para tratar los problemas de fertilidad, que se ha de pensar en otras vías... Pero lo curioso es que no especifican a qué vías se refieren.

Yo me considero defensora de la vida, mi hijo es el mayor tesoro que tengo en la mía y sin las investigaciones de personas como este Premio Nobel no estaría ahora conmigo.

Entiendo que mucha gente se plantee problemas éticos con algunas investigaciones, porque es un tema complicado.

Yo tampoco estoy de acuerdo con que se utilicen los embriones para crear cosméticos, como decías en el otro mensaje. Pienso que todo ha de estar dentro de un orden.

¿Cuando tienes una enfermedad te niegas al tratamiento? Los problemas de fertilidad también son una enfermedad.

 
At 11/11/2010 06:12:00 p. m., Blogger caballero sin espada said...

Hola Carla,

yo no lo veo exagerado, esos embriones son personas únicas, nunca habría nadie como ellas si les dejásemos vivir.

Cuando se congela un embrión se sabe que le afecta gravemente y es muy difícil que después prospere. La única opción válida que veo es la legislación alemana que sólo permite un embrión cada vez. No se puede congelar ninguno.

Y la infertilidad no es una enfermedad. Nadie se muere de infertilidad. ¿Tú le dirías a un sordo que es un enfermo? De todas formas nunca emplearía un tratamiento para curarme de una enfermedad si supiera que durante el procedimiento fuera muy probable que murieran personas o fueran utilizadas como simples medios.

El deseo a tener un hijo es muy comprensible, pero no existe un derecho a tener hijos y mucho menos un derecho sobre una persona. Los niños parece que se están convirtiendo en nuestros "caprichos" y no importa cómo los consigamos.

Te dejo el link de un video de popularTV que precisamente debate sobre la concesión de este Nobel. En el minuto 16´ interviene Jouvé y en el 22´ Nombela. Creo que utilizan argumentos muy razonables y no se menciona la palabra Dios ni Iglesia en los 27 min que se habla de este asunto.

http://www.youtube.com/watch?v=by8cXgvRRvg&feature=player_embedded#!

Un saludo.

 
At 11/11/2010 06:21:00 p. m., Blogger caballero sin espada said...

Te pongo mejor el enlace:

Nobel FIV video

 
At 11/12/2010 10:29:00 a. m., Blogger Carla said...

Caballero, para ser una persona hace falta mucho más que que se una un espermatozoide y un óvulo.

Muchos embriones se pierden sin llegar a nacer en el proceso natural de concepción.

La congelación es muy segura, hay técnicas muy avanzadas que hacen que la mayoría de los embriones sobrevivan.

En mi caso no tuve suerte, pero de los que fecundaron, tampoco sobrevivieron todos antes de la congelación.

No estaremos de acuerdo porque creo que pensamos diferente en la base, en considerar un embrión una persona o no.

Respecto a lo de enfermedad o no, no hace falta que uno pueda morir de algo para que sea una enfermedad. Si quieres lo llamamos problema médico en lugar de enfermedad, me da igual. A lo que me refiero es que es un problema que tiene tratamiento.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home