Google

lunes, 24 de agosto de 2009

Día de playa, qué minivacaciones


Ayer pasamos un agradable día de playa los tres en familia. Madrugamos, porque para llegar a la playa que nos gusta y poder encontrar aparcamiento hay que llegar temprano.

Gracias al madrugón, lo conseguimos, llegamos a buena hora y encontramos sitio para aparcar. Como hay crisis y lo cierto es que ni cuando no había crisis éramos asiduos al chiringuito, así que ahí que fuimos con nuestra nevera y nuestra fiambrerita con comida dispuestos a pasar el día.

Mi marido, que es un cocinillas, hizo una crema de melón, riquísima, que en la playa fresquita nos cayó estupendamente. El nene comió crema de calabacín y un trozo de bocadillo de chorizo. Ya vuelve a sus comilonas de nuevo. La playa le dio hambre.

Bueno, dejemos la comida y volvamos a la playa. El agua estaba cristalina, no había casi olas y era estupendo darse un baño cada pocos minutos. Yo no soy de pasarme el día en el agua, pero si hace calor me gusta bañarme cada poco rato para irme refrescando.

Mi peque se bañó con su padre entre lloros. Tiene miedo y se agarra como un koala a los brazos para no caerse. Te aseguro que si lo sueltas tú, él no se cae de cómo se agarra.

Por lo demás lo pasó bien jugando con la arena y sentado en la orilla donde no llegaban las olas viendo el agua.

Yo estuve casi todo el tiempo a la sombra porque hacía demasiado calor. Menos mal que tenemos una sombrilla y un refugio. Siempre lo llevamos para tener más trozo de sombra para nosotros y sobre todo para el nene, que es de piel muy blanca y no queremos que se queme.

Disfrutamos un montón. Después de comer ya hacía bastante calor por lo que nos dimos el último baño y recogimos las cosas para irnos a casa. El peque estaba muerto de sueño, así que se pasó todo el camino de vuelta durmiendo como un bendito.

Para mí este día de playa ha sido como unas minivacaciones. Ya que no hemos disfrutado de vacaciones este año, al menos disfrutar de los días de calor que quedan aquí que tenemos la playa cerca y podemos hacerlo.

La foto es de la playa “El Cofete” de Fuerteventura, la he puesto porque me gusta y me recuerda vacaciones maravillosas de otros veranos mejores que este.

Etiquetas:

2 Comments:

At 8/24/2009 07:39:00 p. m., Blogger Manu, the java real machine said...

La niña lapa, así llamo yo a la peque...

Al agua sí, pero contigo y agarrada que no la sueltas ni con forceps... ;)

 
At 8/25/2009 08:09:00 a. m., Blogger Carla said...

JAJAJA, Manu, veo que mi peque no es el único que hace eso...

Espero que pronto se acostumbre al agua y no le de tanto miedo.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home