Google

miércoles, 29 de abril de 2009

Sonrisas y lágrimas

Como ya os avancé ayer en los comentarios, mi marido ha encontrado trabajo. Por un lado estoy contenta, pero por otro no lo estoy. Ahora tiene un síndrome como el que nos da a las madres tras la baja maternal cuando hemos de volver al trabajo.

Está muy agobiado por dejar al niño, porque él en casa ya se había habituado a la rutina: a hacer la casa, la comida, la compra, cuidar al niño y estar tranquilo. Ahora todo es nuevo: nuevo trabajo, nueva gente, muchas horas al día, los sábados tiene que trabajar, etc. Le va a costar hacerse a la idea y como ha sido empezar de un día para otro aún se lo ha tomado peor.

Otro palo para él ha sido que teníamos planeado ir este fin de semana a ver a los abuelos y no vamos a poder porque el sábado trabaja. Sus padres son muy mayores y se ha quedado muy apenado de no poder ir y sobre todo de que no puedan ver al niño. Además parece ser que no vamos a poder ir en mucho tiempo, porque tiene que trabajar todos los sábados.

Ahora sólo le ve pegas a lo del nuevo trabajo, no le encuentra nada positivo. Ayer por la tarde estaba como si tuviera que ir a la guerra poco más o menos.

A ver cómo le va el primer día, estoy preocupada por ver cómo llega esta tarde.

Yo ya estoy pensando en posibles cambios y mejoras. Pienso que podemos seguir buscando y si tiene ocasión de cambiarse a otra cosa que sean menos horas y no trabaje los sábados pues mejor que mejor ¿No os parece? Se lo ha de tomar como algo temporal mientras no haya nada mejor.

Ya os iré contando, ahora a seguir buscando en las webs de empleo y de anuncios por si vemos algo más interesante.

Gracias a tod@s por vuestra comprensión y paciencia con mis agobios.

Etiquetas: ,

3 Comments:

At 4/29/2009 09:14:00 a. m., Blogger Manu, the java real machine said...

Es que en los trabajos nunca hay que acomodarse, y hay que seguir atentos por si surge algo mejor.

De todas formas, es normal que le cueste volver... a mi también me pasó en su momento, aunque fue algo pasajero.
Una vez que entras en la rutina del trabajo, que te empiezas a encontrar cómodo con tus nuevos compañeros, se te van olvidando esas preocupaciones.

Aunque la verdad, lo que nunca se te quita son las ganas de tener un trabajo más cómodo y de menos horas.

De hecho, a veces incluso me planteo el pedir reducción de jornada para ponerme un horario de 8 a 15h.

Yo creo que tiene mucho que ver con el hecho de que los trabajos cada día son más impersonales... tanto se empeñan las empresas en evitar que te acomodes, porque algunos creen que así eres más productivo, que al final todos en mayor o menor medida tenemos un sentimiento de cansancio y hastío perenne.

Fíjate tú que incluso me planteo el montar algo por mi cuenta.

 
At 4/29/2009 09:50:00 a. m., Blogger Carla said...

¡Hola Manu!

Va a ser duro para él porque tiene que hacer 9 horas y de lunes a sábado... Yo en su día me planteé la reducción de jornada, pero como él no trabajaba no podía ni siquiera pensarlo.

Ya me gustaría a mi hacer aunque fuera una horita menos, pero de momento no puede ser.

Lo que sí que estoy decidida es a proponerle eso, que sigamos mirando a ver si sale algo de menos horas que le convenza más.

 
At 4/30/2009 07:51:00 a. m., Blogger Carla said...

¡Buenos días a tod@s!

Ayer mi marido no lo pasó tan mal en el trabajo como esperaba y la verdad es que estaba mucho mejor de ánimos que anteayer.

Lo que ocurre es que el trabajo no se ve muy clro lo que va a durar porque están en una obra que está acabando y en teoría los han contratado para empezar otra nueva pero parece ser que no tienen muy claro si está seguro o no lo de la otra obra... Así que bueno, nos lo tomaremos como venga. A lo mejor en unos días le dicen que se acabó y así queda la cosa...

Por lo menos de momento trabaja y algo es algo en estos tiempos que corren.

Bueno, hoy no es viernes pero como mañana es fiesta... ¡¡fiestuqui!! ¿No os parece que ya toca una buena fiestuqui?

Así de paso celebramos la vuelta de Goto al mundo blog, celebramos que de momento mi marido trabaja y que el domingo es el día de la madre y todo lo que se os ocurra celebrar.

¡¡Que empiece la fiesta!!

Sí, ya se que es temprano... pero tengo café, chocolate y churros. si alguno viene sin desayunar puede elegir entre bocadillos o algo dulce.

Ahora voy a por la entrada del día.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home