Google

martes, 2 de julio de 2013

Elitistas de barrio


Permitidme que bautice con este nombre a gente normal de barrio pero que se creen más que los  demás sin motivo ninguno, sólo porque ellos buscan cosas que les hacen sentir superiores. En algunos momentos de mi vida he tratado con este tipo de personas y lo cierto es que me dan mucho “repelús”.

Os voy a hablar de un caso de una chica que conozco hace poco tiempo y que cada día me está cayendo más y más gorda. Lo habéis adivinado, es una “elitista de barrio”.

Es normal y corriente, como yo o como cualquiera. Madruga cada día, va a trabajar en transporte público y vive en el mismo barrio que yo. He de decir que mi barrio no es una zona lujosa ni mucho menos: Es un barrio barrio.

Pero claro, en su papel de elitista de barrio, ella ha de destacar. Os pondré un ejemplo, que es el que me ha llevado a escribir sobre el tema.

La chica tiene hijos un poco mayores que el mío mayor. Van a un colegio concertado que hay en mi barrio y por ello se cree que son más que nadie. En varias ocasiones ha hecho comentarios que no me han gustado sobre el tema de los colegios, pero yo no quiero discutir con nadie, y menos con alguien que ni me va ni me viene, así que yo calladita y ni mu. Hace unos días comentaba con otra chica “fíjate, es que en otros colegios no aprenden a leer en P4”.  Lo hizo en un tono despectivo, como si un niño que en P4 no lee ya no tuviera remedio y no aprendiera después a leer bien. No dije nada, mi hijo ha hecho P4 y no lee, no entra en el programa de su curso. Sabe escribir su nombre, reconoce los nombres de los niños de su clase y sabe leer o escribir algunas palabras. A mí ya me parece bien así, son pequeños y tiempo tendrán de aprender a leer.

La semana pasada volvió a la carga con el asunto… pero lo personalizó aún más. Hablaba de sus hijos y de un compañero de clase de uno de ellos que decían que iba a repetir (segundo de primaria, para flipar) El niño es muy majo y todo eso, pero claro, es que viene de la pública. Me tuve que contener para no soltarle un improperio… Preferí callarme.

No entiendo a este tipo de personas, parece que ir por la vida de superiores les da satisfacción. La pena es que intentan darse superioridad con cosas que realmente no son para sentirse superior.

Lleva a sus hijos a una “birria” de colegio concertado. Sí, digo “birria” porque no estamos hablando de un colegio privado bilingüe como St. Peter's School o algo similar. Es un cole de monjas en el que les “timan” unos 100 euros al mes. No sé si se han enterado de que los colegios concertados no pueden cobrar cuotas porque por algo son concertados, los financiamos entre todos como a los públicos. Pero vamos, que ella paga y además tan contenta y sintiéndose superior.

Sé que tiene contratados los servicios de una mutua. Como tanta y tanta gente aquí en Barcelona y en muchas partes. Es otro motivo para sentirse más que nadie. Que si a mi hijo le hacen esto y lo otro por la mutua. Que si le hacen una prueba que no la hacen en ningún sitio… ¡¡uy!! Pues si resulta que ahora la prueba no entra por la mutua y me la tengo que pagar de mi bolsillo….

Podría llenar un libro de anécdotas con todas las tonterías de las que farda a diario mi amiga la “elitista de barrio” pero no merece la pena.

Lo cierto es que yo no le tengo ninguna envidia. Os lo he dicho algunas veces: yo estudié en escuela, instituto y universidad pública. Saqué una carrera que está considerada como bastante difícil y me siento orgullosa por ello. En el trabajo no me puedo quejar ¡y que me dure! Tengo una familia maravillosa con dos hijos preciosos. Todo lo que he conseguido en esta vida lo he hecho a base de esfuerzo ¿De qué le voy a tener envidia? ¿De que sus hijos aprendieron a leer en P4? Es que me mondo de risa.

¿Os habéis encontrado con este tipo de personas alguna vez? Contadme vuestras experiencias en los comentarios.



Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home