Google

jueves, 21 de enero de 2010

El ahorro y los hijos

Ayer leí una carta en el 20 minutos de una persona que proponía una serie de cuestiones en las que se puede ahorrar cuando tienes un bebé. Sus propuestas me parecieron bastante poco prácticas en su mayoría. Además eran cuestiones esenciales en las que no pienso que se haya de escatimar.

La única propuesta para mí sensata y buena era que lo mejor es dar el pecho al bebé. El ahorro en leche de farmacia es considerable. Este punto también tiene su inconveniente, porque hay madres que no pueden dar el pecho, así que no les queda otra que la leche de fórmula.

El resto de propuestas eran:

No compres carrito, lleva al niño en un foulard.
Usa pañales lavables en vez de desechables.
No compres una cuna, practica el colecho.

Para mi ninguna de estas opciones es válida. Lo del foulard impensable. Tengo una mochila que me regalaron y está nuevecita. La probé varias veces y era incomodísimo para mí. Me mataba la espalda. Mi niño siempre ha sido grandote, por lo que enseguida pesó demasiado para llevarlo colgado de mi cuerpo

Lo de los pañales lavables, trabajando a jornada completa no me parece viable andar lavando pañales. Además por lo que tengo entendido los problemas de culitos escocidos aumentan considerablemente usando este tipo de pañales.

Lo del no a la cuna ni pensarlo, estoy totalmente en contra del colecho. Pienso que los padres y el niño han de tener sus propios espacios. El niño se ha de acostumbrar a dormir en su cuna desde pequeño. Desde luego que si un día está enfermo o está asustado por una pesadilla va a dormir con nosotros si eso le tranquiliza, pero como costumbre no.
Visto todo esto, me he planteado otras cosas en las que sí se puede ahorrar. Creo que es mejor ahorrar en cosas que no son indispensables.

Hay cantidad de cosas que compramos porque todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero que en realidad no son indispensables. En eso sí se puede ahorrar, pero en la alimentación, el descanso y los pañales para que esté sequito es en lo que menos indicado es ser tacaño.

Por ejemplo, mucha gente compra unos cochecitos último modelo, carísimos. No es necesario tener el cochecito más caro. Un truco para ahorrar es ir a comprarlo cuando cambian las colecciones de la tienda y vienen los nuevos modelos. Tienes los modelos antiguos con mucho descuento. Yo me ahorré más de 200 euros por coger un cochecito de la temporada pasada. Era igual que los nuevos, pero con alguna cosita de diseño diferente, pero las prestaciones las mismas.

La mayoría de la gente lleva unos sacos con cremallera en los cochecitos y sillitas para que el niño vaya calentito. Entiendo que han de ser cómodos y que así el niño nunca se destapa. Yo no compré nunca el saco, de pequeñito le ponía una manta y ahora como es grande pienso que si va bien abrigado no lo necesita. Si lo llevo a sitios donde hace más frío que en Barcelona le pongo una manta, pero si no con un pantalón calentito y un buen abrigo no tiene frío.

Hay un montón de artilugios que recomiendan y que son caros y luego en realidad tampoco son tan útiles. Los esterilizadores los venden de varios tipos y los más sofisticados son carísimos. Se puede prescindir de ellos porque siempre puedes hervir las cosas “a la antigua”. Otra opción es comprar un esterilizador de vapor de los de microondas que son los más baratos (creo recordar que me salió por unos 20 euros)

Cuando tus hijos comienzan a tomar algo más que leche, si preparas tú la comida también te ahorras los potitos y tus hijos comen mucho más sano. Se puede hacer aunque trabajes porque no se pierde tanto tiempo. Puedes preparar cocer las verduras en la olla a presión y en un momento las tienes hechas. Luego le añades el pollo, el pescado o lo que toque cada día y lo trituras y tienes el potito casero más barato y sano.

Los robots de cocina y demás cacharritos para cocinar, triturar y calentar la comida de los bebés, especiales para bebés son superfluos. Con tener una buena batidora para triturar, lo demás no hace falta.

Los juguetes de los bebés más pequeños también suelen ser caros y a los papás nos hacen ilusión. A la hora de la verdad te sueles encontrar con que el niño es tan pequeño que no hace ni caso de los juguetes y hasta que no es más grandecito te podrías haber ahorrado muchas de las cosas que le has comprado.

Esto es sólo una pequeña muestra, pero lo que quiero transmitir es que se puede ahorrar en muchas cosas cuando tenemos un hijo, pero hay que encontrar un equilibrio y ahorrar en aquello que realmente no es indispensable.

Etiquetas: ,

3 Comments:

At 1/21/2010 02:19:00 p. m., Blogger Manu, the java real machine said...

A ver...

- Dar el pecho, pues según... si le sube la leche a la madre, si es suficiente, si puede amamantar al bebé o tiene que volver al trabajo...
- La silla, ya lo has dicho tú, no busques la más fashion, y te ahorras una pasta. Ahora están de moda las de 3 ruedas, que curiosamente surgieron para los que gustan de hacer footing y quieren llevarse el carro (son más estables y puedes empujarlas mejor para correr). Pero aún no he visto a nadie que la use para eso... pero sí que se la compran por la tontería.
- Pañales. El coste de un pañal desechable es de 15 céntimos de €, comprando en paquetes grandes. Los de tela son reutilizables, pero:

1º son más incómodos, porque no aíslan la piel del pis o las cacas, luego toca comprar cremas para echarles en el culete.
2º no los admiten en las guarderías o colegios.
3º ¿y el gasto de lavarlos?... tiempo, agua, detergente... ¿no se cuentan?

A lo que tú comentas, yo añadiría...

Medidas para ahorrar cuando eres padre:

1. Tómate las cañas en casa, no en el bar. Porque mucho llorar de los gastos del bebé, pero las cañas no se las quita nadie.
2. Deja de fumar, ahorrarás en tabaco, en médicos, en medicinas y será mejor para la salud de tu hijo (y la tuya propia).
3. Vete a trabajar en Transporte Público, dejando el coche en casa o en las estación de tren más cercana.
4. Quítate la tele por cable o satélite, o el internet de 10Mb en casa u otros gastos no necesarios y superfluos.

Resumiendo, si quieres ahorrar porque has tenido un hijo, ahorra en los caprichos, no en las cosas necesarias para tu hijo.

Tus padres lo hicieron antes contigo, ahora te toca hacerlo por tu hijo.

Un beso.

 
At 1/22/2010 07:58:00 a. m., Blogger Carla said...

Buenos días a tod@s!
Manu, tus ideas para ahorrar hace mucho que las sigo yo, jeje
Ni cañitas en el bar, ni fumo (aunque antes tampoco fumaba), siempre voy al trabajo en autobús... pero casi todo esto ya lo hacía antes de tener el niño. Lo único que nos hemos quitado ha sido salir a cenar los sábados, el cine y demás cosas de ocio.

Internet no me lo quito, tampoco pago tanto... pero me lo quito de otras cosas.

Hay muchas cosas en las que se puede ahorrar y que no nos damos cuenta cuando no tenemos necesidad de mirar tanto lo que gastamos.

 
At 1/26/2010 07:53:00 a. m., Blogger Carla said...

¡Hola a tod@s!
Ayer no hubo entrada, hoy tampoco... creo que esta semana va a quedar en blanco.
Tengo mucho lío en el trabajo y estos días no tengo tiempo ni de publicar algo.
El jueves y viernes me los cojo de vacaciones y nos vamos al pueblo, así que no estaré para contaros nada.

El lunes a ver si rompo la mala racha.. que por cierto, ese día mi niño cumplirá 2 añitos. ¡¡Si dos ños ya!! el día 1 de Febrero...

Muchos besos a tod@s

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home