Google

miércoles, 16 de abril de 2008

Pequeños momentos de felicidad

Después de los dos primeros meses de adaptación a nuestra nueva vida con bastantes altibajos emocionales y días difíciles he de decir que por fin voy disfrutando de esas pequeñas cosas que hacen que tener un hijo sea algo maravilloso.

El domingo pasado ocurrió algo que nos pareció lo más emocionante del mundo. Nuestro hijo se echó sus primeras carcajadas.

Estábamos en su habitación, su padre le había cambiado el pañal y estaba encima del cambiador. Nosotros estábamos a su lado pero en ese momento hablando entre nosotros sin dirigirnos a él y de pronto sucedió. Oímos unas carcajadas que nos sorprendieron. Nos miramos entre nosotros, miramos al niño y nos echamos a reír a la vez. El peque al oírnos reír siguió riendo y echando carcajadas.

Fue algo maravilloso disfrutar de ese momento y además poder disfrutarlo los dos juntos. A veces te pierdes muchas cosas por no poder estar con tus hijos. Esto me ocurrirá inevitablemente cuando vuelva al trabajo, que no podré estar presente siempre que sea la primera vez que el niño haga algo nuevo.

Ahora cada día es un descubrimiento. Un día te das cuenta de que ha aprendido a mirarse las manos, otro día le ves que levanta un pie para podérselo mirar mejor. Aunque lo más emocionante hasta ahora ha sido oírle reír, me hizo tan feliz.

Ahora está en una fase que aún no sabe coger cosas, sólo sabe agarrar alguna cosa si se la pones delante y la mantienes cerca de sus manos. También coge cosas de tela, como la mantita con la que lo tapamos. Ha aprendido a cogerla y llevársela a la boca.

También cuando le hablas parece que te contesta. Le dices una frase y cuando te callas el hace un gorgorito tipo “aooooo” o “aguuu” o “buuuu”. Da la impresión de que te quiere contestar y no sabe cómo hacerlo.

Todas estas cosas producen una felicidad enorme. Ya no sólo es verle crecer como ocurría al principio, ahora tiene muchos matices y es un niño cada día más expresivo.

Bueno, ya se me ha llenado el cubo recoge babas, así que voy a dejar de hablar de mi hijo porque tengo que ir a vaciarlo que si no va a rebosar.

Etiquetas:

8 Comments:

At 4/16/2008 11:00:00 a. m., Anonymous Eli said...

Ke bonito Carla y ...que envidia a la vez de escucharos a todos hablar de vuestros hijos , de lo bonito k es tenerlos y eso...
En fin , algún día os lo explicaré yo ...

Oye , eso no será una táctica para vendérselo a Inés no????

 
At 4/16/2008 11:05:00 a. m., Blogger Carla said...

¡¡Hola eli guapaaaa!! Jeje, me has pillado, ya ando buscándole cibernovias a mi niño.
Es que desde que vi la foto de Inés, tan guapa, me dije: esta para mi niño!! jajajaja

Parece que hay pocas niñas este año. En mi grupo de postparto son todo niños menos una niña. Menuda competencia tan dura van a tener a la hora de encontrar novia estos nenes.


Bueno, me voy a poner la lavadora, a ver si puedo antes de que se despierte el terremoto.

 
At 4/16/2008 01:19:00 p. m., Blogger Motarile said...

Ves mujer como todo se arregla??

Me alegro que la cosa vaya viento en popa y seais muy felices.

Ptons.

 
At 4/16/2008 02:08:00 p. m., Blogger tootels said...

Recuerda llevar la fregona cada vez que le mires.. es normal la felicidad y el babeo contínuo de padres y demás... me alegro por vosotros.

 
At 4/16/2008 05:03:00 p. m., Blogger Manu, the java real machine said...

Hola a todos...

Carla, perdona que apenas me pase de puntillas... pero llevo una racha de trabajo que no me deja tiempo para casi nada...

Tan solo decirte que te entiendo perfectamente... y que escuchar a tu hij@ reir es lo más bonito que te puede pasar como padre/madre... :D

Mi chicarrona tiene ya 16 meses, y aún sonreimos cada vez que empieza a reirse... aunque ahora la pobre está malita desde hace una semana y rie más bien poquito...

Un beso y disfrutar de vuestro peque...

 
At 4/17/2008 10:37:00 a. m., Blogger Carla said...

Buenos días, familia bloguera.

Tootels la fregona me la voy a tener que colgar del cuello, jejeje..

Manu, no trabajes tanto que no es bueno. Que se mejore tu nena.

Voy a ver si puedo escribir alguna cosilla, hoy el nene ha comido hace poco y se ha dormido, así que espero que si que me dejará ahora un ratillo libre.

 
At 4/17/2008 11:06:00 a. m., Anonymous Sandra said...

Joooo Carla, qué bonito... Tuvo que ser un momento tan especial que fijo que tenías la lagrimilla a punto de caer.

¡Y lo preciosos que se ponen los bebes cuando sonríen! No tiene precio, la sonrisa de un niño pequeño da unas energías increíbles a cualquiera.

Me encanta vivir este proceso a partir de tu blog, es tan bonito imaginárselo jejejeje

¡Un abrazo!

 
At 4/17/2008 11:27:00 a. m., Blogger Carla said...

¡Hola Sandra! Me alegro que sepa transmitir a través del blog lo que siento y que sigas mis andanzas...
Un beso, guapa

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home