Google

martes, 23 de marzo de 2010

La publicidad en las revistas

Soy asidua lectora de Muy interesante, como creo que ya os he comentado alguna vez. En ocasiones me quejo porque pienso que tiene mucha publicidad. Una de las cosas que más me molestan es que gran parte de los anuncios son de bebidas alcohólicas

De todas formas, cuando ojeo otro tipo de revistas me doy cuenta que lo de Muy Interesante no es nada. Cuando voy a la peluquería y veo revistas tipo “Vogue” en las que se pasan páginas y páginas anunciando cosméticos, bolsos y demás complementos, pienso que la publicidad en mi revista favorita es escasísima.

Hace unos días estuve en la consulta del oftalmólogo y mientras esperaba tuve la oportunidad de ojear varias revistas. El principio fue bueno, porque tienen el buen gusto de contar con revistas de historia, así que pude leer parte de un par de números del “Historia y vida”, que sin ser mi favorita dentro del género, al menos me hizo distraerme un buen rato.

Claro está, que como tuve que esperar porque llegué antes de mi hora, pronto necesité buscar otras revistas. El panorama no era muy interesante, había muchos números de “Lecturas” que alternaban portadas dedicadas a la princesa de Asturias con otras dedicadas a la mal bautizada como “princesa del pueblo” ¡Cómo odio este calificativo!

Finalmente cayó en mis manos una revista de decoración. Creo que se llamaba “casa viva” o algo similar. Era una de esas revistas que por su grosor parece que tienes en tus manos la enciclopedia universal en un solo tomo.

Empecé a pasar páginas y no conseguía llegar nunca al sumario. Finalmente cuando lo conseguí pensé en contar cuántas páginas de publicidad había pasado hasta llegar allí, porque a mí se me habían hecho interminables. Nada más y nada menos que 17 páginas de publicidad, a página completa antes de llegar al índice de la revista.

El interior no era mucho mejor, los pocos artículos se iban intercalando entre páginas y páginas de publicidad de muebles, cocinas, pavimentos, etc…

No entiendo cómo hay quién compra esas revistas. Te llevas a casa un tocho que pesa un huevo total para leer una revista que no contiene otra cosa que publicidad.

No leí ni un solo artículo porque me aburrí antes de llegar a los contenidos entre tanta paja.

Conclusión: el Muy interesante tiene un poquito de publicidad, si lo comparamos con otro tipo de revistas. Se me han quitado las ganas de quejarme después de lo que vi en la salita de espera del oculista.

Etiquetas:

3 Comments:

At 4/03/2010 09:33:00 p. m., OpenID Sandra said...

Qué bueno lo que dices. Lo comparto 100%. El otro día ojeando una revista de moda, creo que era glamour (estaba por casa) lo mismo... todo o casi todo publicidad y de vez en cuando intercalan curiosidades o artículos de mujeres solidarias, o "cosas interesantes". Me da la impresión de que simplemente los ponen para deshacer el mito de "modelo y poco letrada" pero es que en el fondo esas revistas acaban ABURRIENDO antes de que llegues a lo interesante.

un abrazo ;)

 
At 4/06/2010 09:17:00 a. m., Blogger Carla said...

¡Hola Sandra! Menos mal que veo que no soy la única "rara" a la que le aburren esas revistas compuestas sólo por publicidad.
Un abrazo

 
At 4/10/2010 01:51:00 a. m., Blogger Tete-Elche said...

Jajaja.. qué razón tienes, Carla. Y no, no eres rara en absoluto, y es que la publicidad será un medio de financiación muy respetable pero caray... a veces es insoportable. Yo soy asiduo de Muy Interesante, De Viajes y Quo, a la que estoy suscrito, y les perdono la publi por que realmente sus contenidos son geniales.
Pero bueno, que tienes razón, si se les arrancara a las revistas toda la publi, desde luego que no serían tan gordas jaja.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home