Google

lunes, 18 de mayo de 2015

¿Qué merendabais de pequeños?

Esta tarde mientras untaba con Nocilla un bocadillo para mi hijo me ha venido a la cabeza el Pralín. Si, cuando yo era pequeña, además de la Nocilla, existía una crema de chocolate de la marca Zahor que se llamaba Pralín. Seguro que los que tengáis alrededor de 40 os acordaréis de ella y muchos la habréis probado.

He de reconocer que no me gustaba nada. Mi madre nos compraba Nocilla porque el sabor de Pralín en casa no tenía mucho éxito.

En general los productos de Zahor no eran de mis favoritos, a excepción de los Huesitos, que siempre me han encantado.

Además del chocolate, otro producto que en aquella época se vendía era el sucedáneo de chocolate. No se muy bien lo que llevaba, pero parecía chocolate, no era tni la mitad de bueno, pero era más barato.

Qué recuerdos tengo de esas meriendas, de estar jugando en la calle y subir a casa a por el bocadillo. A muchos se lo echaba su madre por el balcón para no tener que subir, pero mi madre se negaba a eso, decía que parecía que le echaban la comida al perro. 

Me encantaba merendar Nocilla, aunque no la comía todos los días. Alternaba con chorizo, queso y otras cosas. Si estaba en casa me encantaban las galletas con mantequilla. Untabas una con mantequilla, le echabas azúcar y ponías otra galleta encima para hacer un bocadillo. Luego las mojaba en un vaso de leche. A veces hacía lo mismo con la Nocilla, era mi versión casera de las actuales galletas del príncipe. Lo mejor era cuando se deshacían dentro de la leche, con Nocilla incluida.

A veces me gustaba hacer mezclas raras. La Nocilla me gustaba con todo. Me hacia bocadillo de queso y le ponía Nocilla en un lado del pan. Estaba buenísimo. Incluso alguna vez había mezclado chorizo con Nocilla. Las mezclas de dulce y salado son geniales.






Etiquetas: ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home