Google

viernes, 14 de septiembre de 2012

El rescate se acerca

Se han empeñado en que España ha de ser rescatada por Europa. Lo han intentado de muchas formas, presionando desde varios frentes. Ahora ya lo veo claro, desde que se les ha ocurrido que el banco central europeo nos compre deuda a cambio de pedirlo como un rescate, ya lo han conseguido. Rajoy no tardará en pedir el rescate.

El gobierno ha ido variando el discurso. Primero no se habían planteado pedir ningún rescate. Lo último es que no pedirá el rescate antes de octubre, por lo que ya es claro que lo van a pedir.

Esto supondrá para los españoles más ajustes, mas gastos y seguir perdiendo cada día poder adquisitivo, para ser un poco más pobres. Esto, claro está, para el español medio, porque los que mueven los hilos cada día son más ricos a costa de nuestra desgracia.

Hace pocos días leí en la prensa la subida de impuestos del presidente francés. Él que era el abanderado en Europa de la idea de no mas ajustes y si al crecimiento, acaba sucumbiendo, al igual que los demás, a la idea de que hay ue reducir gasto o aumentar ingresos.

El panorama es negro, cada vez más parados y menos dinero. Si la gente no tiene dinero para consumir, los fabricantes no venden. Esto no trae otra cosa que más paro y más crisis.

Hay muchas cosas que no entiendo. No comprendo cómo antes había dinero por ejemplo para construir aeropuertos en ciudades pequeñas como Huesca y ahora no tenemos ni para sanidad y educación.

No entiendo por qué hay dinero para mantener militares en misiones en el extranjero y no para financiar medicinas.

Tampoco entiendo por qué ahora que ha bajado la dichosa prima de riesgo estamos más cerca del rescate que cuando estaba mucho más alta hace unas semanas.

Me siento tan impotente al ver que hay alguien en la sombra maneja nuestros destinos.

Tendré que volver a hacer lo que decidí este verano: no ver las noticias. Así me ahorraba disgustos y ponerme de mal humor viendo cada día el panorama y lo que nos espera. Al llegar septiembre he vuelto a verlas y a ponerme mala viéndolas.

2 Comments:

At 9/21/2012 07:18:00 p. m., Blogger Manu, The Java Real Machine said...

Hola Carla,

Que el discurso varíe es parte de la estrategia del Gobierno para conseguir 'buenas' condiciones para el mismo.

Un rescate inmediato hubiese supuesto lanzar un grito de auxilio y sucumbir a medidas draconianas como las que están sufriendo en Grecia.
Con el juego del no-rescate se ha conseguido presionar lo suficiente a los países fuertes de la UE, que son los mismos que en su día nos prestaron mucho dinero, como para meterles el miedo en el cuerpo y ahora conseguir una ayuda más que un rescate.

Los ajustes son necesarios, pero no en nosotros, si no en unas Administraciones demasiado grandes y donde los proyectos absurdos abundan.

Hollande, por ejemplo, ha anunciado una subida de impuestos, pero a las rentas más altas y no a las medias-bajas como aquí.

El problema actual es fruto del exceso de Deuda, que es lo que ha provocado la crisis. Antes había dinero de 'sobra' porque los bancos tenían acceso fácil al mercado interbancario (donde los bancos se prestan dinero los unos a los otros) y por sus especiales relaciones con los políticos les daban mucho dinero para todos esos proyectos.
Además, en plena burbuja el gran número de ventas de pisos y sus elevados precios hacían que el Estado ingresara muchísimo dinero, que con el estallido de la burbuja se ha ido al traste.

Ahora, las grandes empresas están centradas en quitarse deuda (devolver los créditos recibidos), así que reducen gastos, lo que supone menor actividad económica.

Y dinero hay, pero por desgracia los servicios públicos no son prioritarios para los políticos. En todas partes salen a la luz tramas de corrupción política, desde las ITVs en Cataluña a los EREs de Andalucia, donde se mueve mucho dinero para que los políticos y las empresas amigas pillen.
Mientras tanto, se nos vende la idea de que hay que gastar menos y nos desmantelan hospitales, cierran centros de salud, recortan gastos para prevención de incendios forestales, de educación, etc, etc...

Hay demasiado compadreo entre poderosos y políticos, y por ello terminamos siempre nosotros pagando los platos rotos.

Lo triste es que la gente no sale a la calle a quejarse por todo esto, como debería, pero sí para liarla manejada por los propios políticos (vease el tema de la independencia en Cataluña) y no centrarse en lo que realmente importa.

 
At 9/30/2012 11:36:00 p. m., Blogger Carla said...

Hola Manu.

Estoy muy de acuerdo en algunas cosas. Precisamente pensaba estos días en por qué la gente sale a la calle en Cataluña por la autodeterminación y no sale para quejarse cuando cierran servicios en hospitales o centros de salud, por ejemplo.

Lo que dices de los políticos va en la linea de lo que comenté en la entrada de la case política el otro día.

A este paso no salimos de la crisis ni en 2025.



 

Publicar un comentario

<< Home